El marketing 3.0 ya está aquí

Marketing 3.0Las redes sociales, Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo de la empresa. Y es que la posibilidad de los usuarios y clientes de cualquier negocio de poder emitir un feedback fiable que llegará, sin duda, a los responsables de la empresa, abre un nuevo camino ante las posibilidades de negocio. Aquí entran los nuevos perfiles profesionales que deben estar formados bajo la batuta de las nuevas tecnologías y de Internet.

Cualquier persona que ha sido usuaria de un producto o servicio concreto puede emitir sus opiniones de forma rápida a través de diversas plataformas online, como las redes sociales. Por este motivo, todas las empresas se esfuerzan en satisfacer al cliente muchísimo cuando establecen sus estrategias. Y es aquí donde entra el marketing 3.0, que nace por y para el cliente.

El primer modelo de marketing, el de toda la vida, se centraba en vender los productos de forma muy eficaz. Con el surgimiento de las nuevas tecnologías y las redes comenzábamos a hablar del marketing 2.0 que está orientado al usuario y consumidor. Pero hoy en día hay que dar un paso más y buscar la unión de ambas estrategias. Es necesario ofrecer un producto o servicio válido que atraiga a los clientes y, además, los haga quedarse. El usuario debe tener la sensación de que la empresa que ofrece esos servicios ha pensado en él durante la producción del producto que está adquiriendo.

De esta forma nacen la cantidad de perfiles de trabajo digitales, que están en constante auge en estos momentos. La demanda de trabajadores formados a través de las estrategias online cada día es mayor. De hecho el pasado año, el empleo digital creció en un 52 %. Desde puestos de relevancia en las empresas hasta pequeños puestos de trabajo que requieren conocimientos del mundo digital, están a la vanguardia en estos momentos.

Lo que ofrece el marketing 3.0

La realidad es que desde las empresas se buscan perfiles de personas expertas en un sinfín de ámbitos relacionados con el marketing, Internet y las nuevas tecnologías. Pero existen algunos perfiles que en estos momentos gozan de un auge bastante claro.

El marketing de contenidos es una disciplina que cada día tiene más adeptos dentro de las empresas y el ecommerce. Profesionales del mundo del periodismo y la redacción, que se centran en establecer las mejores estrategias de contenidos para que las páginas webs y tiendas online de sus clientes alcancen los puestos más altos de los buscadores. Para ser un buen Content Manager es primordial disponer de conocimientos amplios de redacción, además de estar formado en el mundo digital. Los Community Managers, por su parte harán tales funciones de comunicación orientadas a las redes sociales, donde el cliente ha de tener una presencia importante y transparente.

Otro de los ámbitos en los que el marketing 3.0 está comenzando a cautivar es en el de los dispositivos móviles. Los perfiles de desarrollador de aplicaciones móviles están teniendo una demanda inaudita.

El ecommerce está en pleno auge en nuestro país y hay que tener en cuenta que gran parte de las ventas que este sector realiza se ejecutan a partir de terminales móviles, por lo que es necesario que todas las tiendas online estén adaptadas a móviles. La realidad nos dice que esto no se aplica porque tan solo el 40 % de las tiendas online de España tienen sus webs adaptadas a tabletas y smartphones. Por este motivo, los ecommerce managers o los Product Manager se han convertido en perfiles muy demandados por las empresas con deseos de crecer.

Lo que está claro es que perfiles como el del consultor SEO, el Community Manager, el Content Strategist, el Product Manager, etc. están en pleno auge en la actualidad. Las empresas emplean sus recursos en invertir en marketing 3.0 para agasajar al cliente y este vierta las opiniones más positivas sobre el negocio.

Los niños y la tecnología del pasado

Children TechnologyLas nuevas tecnologías crecen y cambian de una forma vertiginosa. Y cada vez es más fácil ver a los niños pequeños cómo son capaces de desenvolverse con aparatos tecnológicos que en épocas anteriores ni siquiera hubiéramos podido imaginar. Pero ¿qué ocurre si les damos a los niños de hoy en día cualquier equipo tecnológico del pasado? Pues muy sencillo, en primer lugar, se aburren muchísimo porque eran aparatos tan sumamente complicados que no llegan a entenderlos apenas.

Creo que casi todos hemos visto el famoso vídeo de las dos chicas adolescentes que se paralizan frente a un teléfono de ruleta, de los de toda la vida. Cuando las chicas se tuvieron que enfrentar a hacer una llamada desde uno de esos teléfonos antiguos no tenían ni la más mínima idea de cómo debían hacerlo. Lo cierto es que buscaban las teclas para poder marcar. Quizás para los que vivimos aquellos aparatos todo sea nostalgia, pero los niños no tienen esos sentimientos, porque en absoluto conocieron aquella tecnología del pasado.

Ellen Degeneres, la famosa presentadora americana, realizó un experimento social con niños en su programa en el que les mostraba aparatos con el que muchos hemos crecido y las risas estaban garantizadas. Los pequeños no eran capaces de identificar en absoluto ninguno de los equipos y lo más común era buscar el botón para encender aquellas piezas vintage. Lo que ocurre es que antes no nos hallábamos ante una tecnología ten electrónica como la de hoy en día, era todo mucho más mecánico.

La tecnología que nos dejó el pasado

En cuanto a juegos y videoconsolas, la evolución ha sido increíble. No ha pasado tanto tiempo desde aquellas consolas en las que se cargaba un cartucho con un montón de juegos y podías pasar horas y horas frente al televisor. Esos juegos dieron paso a las historias gráficas más antiguas y de ahí hasta lo que tenemos hoy en día. El streaming es la moda más actual y la conexión a Internet se hace imprescindible para jugar online contra otras personas. Hace unos años eso no era lo habitual, además era prácticamente impensable. La consola más famosa era aquella Game Boy gigantesca en la que debíamos cargar cada juego a modo de cartucho. Los niños de hoy no la entienden apenas, pero si les damos un smartphone serán capaces de bajarse cualquier juego y pasárselo en cuestión de un rato.

Obviamente, los ordenadores y PCs antiguos eran muchísimo más complicados que los actuales que son súper intuitivos. Así que en el momento en que un niño debe enfrentarse a cualquiera de los aparatos viejos se aburre muchísimo. Primero por el tiempo que tarda en cargar y segundo por la enorme dificultad a la que se ven expuestos. Si les damos una cinta de cassette de las que usábamos para escuchar música en los 80 y 90 se quedarán alucinados y no tendrán ni la más remota idea de para qué sirve semejante pieza o cómo se usa para escuchar música. El CD, incluso, ya está perdiendo puntos frente a las memorias externas que permiten almacenar muchísimo material en un espacio reducidísimo.

El negocio de nuestros datos en Internet

Protección de DatosInternet y las nuevas tecnologías están a la orden del día, pero debemos tener muchísimo cuidado con los datos personales que campan por la red a la espera de ser adquiridos por terceros. Hablamos de un completo negocio para el que el producto somos las personas y nuestros datos. Con cualquier tipo de información es posible crear perfiles para conseguir la venta de productos y servicios. Al final, terminamos siendo marionetas de un sistema en el que el consumidor está totalmente desprotegido.

Si nos paramos a pensar un segundo en ello, llegaremos a la conclusión de que tenemos toda nuestra vida vigilada. Muchísimas de nuestras acciones más cotidianas están generando una serie de datos que permanecen a la espera de ser evaluados para crear todo tipo de informes. Hoy en día, existen infinidad de dispositivos inteligentes que se sirven de la tecnología para almacenar infinidad de datos. Y no hablamos solamente de los ordenadores, los móviles y las tabletas. La realidad va más allá. Desde electrodomésticos inteligentes, cámaras de seguridad, contadores de luz y gas, bases de datos, redes gratuitas de WiFi, abonos de transporte, vehículos inteligentes, hasta mobiliario urbano tecnológico.

Con todo esto queda claro que los usuarios funcionamos como producto para un sinfín de cosas. ¿Qué es lo que se hace con nuestros datos? Responder a esta pregunta es bastante complicado. Pero, teniendo en cuenta que se está instaurando un nuevo modelo de negocio que funciona a modo de bróker de datos, podremos vislumbrar que todo esto, lo que consigue es un beneficio económico con el que se lucran muchas personas y entidades, incluso, instituciones.

Las webs y las cookies

Cada vez que iniciamos una navegación estándar en cualquier página web, comienzan a descargarse de forma automática una serie de microprogramas llamados cookies, que almacenan toda la información de nuestra actividad en Internet. Todo esto se entrega al propietario de la web en cuestión, que puede utilizarlo con distintos fines, entre ellos, publicitarios y económicos. Para evitar esto, deberíamos no aceptar las cookies o borrarlas continuamente de nuestro dispositivo electrónico.

Los datos en Facebook

Este es un tema del que no deja de hablarse en ningún momento, ¿qué hace esta gran red social con nuestros datos? Pues a la vista está que el uso de la información personal de que disponen es utilizada con fines publicitarios y económicos. Si nos fijamos bien, toda la publicidad que aparece en nuestro muro de Facebook está perfectamente orientada a nuestros gustos, hobbies y ambiciones. Queda claro que de algún sitio deben sacar esa información los señores de Facebook. Y de qué lugar mejor que de nuestros datos, que nosotros mismos proporcionamos.

En el momento en que salimos de la red social, si no la cerramos debidamente, se seguirá guardando todo nuestro rastro online. Por lo que la recomendación pasa por cerrar la página de forma segura.

Facebook para dispositivos móviles es más peligroso aún, porque es posible que se active nuestra cámara o el micrófono de forma remota. Aunque esto no es legal, es una cuestión que está sobre la mesa y de la que necesariamente se debe alertar a la población.

Las bases de datos

Tanto las bases de datos públicas como las privadas se nutren de infinidad de datos que, en muchos casos, no hemos autorizado. La geolocalización de los terminales móviles, las cámaras de vigilancia, las farolas inteligentes y las redes WiFi, entre otros, nos observan y almacenan todo lo que detectan. Así que con todos esos datos se ejecutan estudios de comportamiento y hábitos que luego pueden servir para obtener beneficios sustanciales, de diferente índole.

Por todo esto, es necesario que tengamos muchísimo cuidado con los datos que ofrecemos a terceros y, en caso de acordar que se usen nuestros datos personales, deberíamos leer bien la letra pequeña para no tener que lamentar intromisiones en nuestra intimidad.

Intel se hace con Altera por 16.700 millones de dólares

AlteraLlevamos un tiempo viendo diversos movimientos en el campo de las nuevas tecnologías. En esta ocasión le ha tocado a Intel que ya ha puesto en funcionamiento todo su engranaje para realizar la compra más importante desde que naciera la compañía. Concretamente, va a adquirir Altera por un importe aproximado de 16.700 millones de dólares, lo que convierte a esta compra en la mayor de la historia de Intel.

Intel pretende tomar el control de Altera por completo. Altera es un fabricante de terminales lógicos programables (Field Programmable Gate ARRAY (FPGA)). Es una tecnología extremadamente potente que consigue programar y reprogramar cada dispositivo para ejecutar funciones y tareas bien distintas y muy concretas. Esta tecnología ya se está empleando en algunos ámbitos importantes como el terreno sanitario, los procesos industriales y los transportes.

La principal idea de Intel es lograr integrar sus famosos procesadores Xenon con los productos FPGA que ofrece Altera. Además, pretenden llevar a cabo una fuerte apuesta mediante la aplicación de los procesos de diseño y fabricación propios de la compañía.

Dificultades durante la compra

En principio la adquisición de Altera por parte de la compañía Intel finalizará su proceso en un plazo de entre seis y nueve meses. Esto se verá en función del tiempo que tarden en conseguir todas las aprobaciones necesarias para cerrar el acuerdo finalmente. Y es que la junta de accionistas de Altera no puso las cosas demasiado fáciles a Intel desde un principio.

Esta operación de compra que comenzó a ver la luz a finales del pasado mes de marzo, por fin podrá verse terminada, si todo va bien, en el plazo estipulado con anterioridad. No obstante, no ha sido hasta junio cuando Altera ha dado luz verde a la compra que proponía Intel de todas sus acciones.

En este sentido, cabe destacar que Intel ofreció hace unos meses comprar Altera por un importe de 54 dólares por acción, pero los junta de accionistas de dicha empresa se negó en redondo debido a que consideraba la propuesta muy baja en función de las valoraciones que tenían de la empresa.

Pero finalmente se produjo un cambio radical el pasado día 23 de abril, fecha en la que Altera presento sus resultados financieros que no fueron los esperados para el primer trimestre del año. Este hecho consiguió que la junta directiva de Altera diera luz verde a la compra de la empresa por parte de Intel.

Durante los tres primeros meses de este año 2015 la facturación de Altera se fijó en 435,5 millones de dólares, lo que le resta un 6 por ciento en función del mismo periodo del año 2014.

Mejorar el entorno laboral tecnológicamente

TeletrabajoLas nuevas tecnologías están dando paso a un marco muy singular en el terreno laboral. El uso de dispositivos móviles como tabletas y smartphones consigue generar ciertos cambios a la hora de desarrollar algunas funciones en el trabajo. Las oficinas móviles están, cada vez, más presentes en gran cantidad de empresas nacionales e internacionales.

Se trata de ofrecer al trabajador la posibilidad de desarrollar su labor fuera del entorno físico de la oficina. Esto otorgará mucha más libertad al empleado, a la par que la empresa reducirá costes significativamente. Además, este nuevo modelo laboral generará una conexión continua por parte de los empleados de las distintas empresas.

Recientemente, la empresa Unify, dedicada a la comunicación y el software, ha presentado un estudio, muy completo, sobre las nuevas tendencias tecnológicas de las empresas y los novedosos modelos laborales que se están instaurando a nivel mundial. En su informe, Unify, resalta el teletrabajo como la opción de futuro para ahorrar costes y generar calidad de vida en el empleado.

Se hace especial hincapié en el tiempo perdido en cada trayecto al trabajo. Este tiempo se traduce directamente en dinero y en pérdida de autonomía para el trabajador. Por lo tanto, los costos se abaratarían considerablemente y el empleado dispondría de mayor calidad en su entorno laboral, personal y familiar. Se trata, por lo tanto de buscar una conciliación con la que ambas partes resulten ganadoras.

Lo fundamental de todo esto es aprovechar los grandes recursos que nos aportan las nuevas tecnologías para contribuir al escenario digital que se está formando en la actualidad. Las empresas comienzan a ver como una obligatoriedad crear nuevos modelos de trabajo en los que puedan optimizar, de forma estable, los recursos tecnológicos de que disponemos.

Actualmente se hace indispensable conseguir una conexión continua y permanente con el usuario y los clientes potenciales de cualquier negocio. Esto se hace inviable disponiendo de un horario laboral al uso, en un entorno fijo. Por lo tanto, crear puestos de teletrabajo, en los que los empleados disponen de libertad horaria y laboral, es la tendencia que se está instaurando en estos momentos.

Según el informe que presenta Unify, las grandes empresas se están centrando, cada vez más, en el uso de dispositivos móviles frente a la creación de puestos de trabajo con CPU’s fijas. Las tabletas, los ordenadores portátiles y los smartphones son los grandes ganadores en este sentido.

Para esto, explican que en 2019 uno de cada 5 terminales móviles será utilizado a nombre de empresa, llegando, el mercado de este tipo de tecnología, a los dos billones de aparatos a nivel mundial. Las cifras, como podemos ver, son realmente extravagantes.

Este nuevo modelo de trabajo va a permitir crear grandes ventajas frente a la forma de trabajar convencional. En primer lugar, la selección de personal puede realizarse sin cortapisas por proximidad. Es decir, las empresas podrán seleccionar perfiles laborales adecuados a sus necesidades, evitando desplazamientos innecesarios, ya que los trabajadores no requerirán una oficina física a la que acudir. La profesionalización laboral sale ganando con esta forma de empleo.

Además, el clima en el trabajo será mucho más positivo y distendido. En la actualidad, muchas empresas españolas optan por estos nuevos modelos laborales, ofreciendo más opciones a sus empleados.