dinerofacilTodos, alguna vez hemos escuchado las maravillosas frases de algún conocido como: “conozco o tengo un amigo que vende por internet y está forrado. Vende lo que no está escrito”. ¿Seguro?

En 10 años que llevamos programando plataformas de negocios por internet e instalando diversas aplicaciones de comercio electrónico, todavía no hemos encontrado a los amigos de esos conocidos que supuestamente se forran en Internet. ¿Existen tales afirmaciones? Seguro que si, pero dista mucho de que esas verdades sean tan cercanas como muchos afirman.

Montar un negocio por Internet ante la acusada crisis que padecemos, sería una buena forma de hacerlo si no fuera por los elevados costes que lleva el lanzamiento de una tienda por Internet.

Realmente, nosotros si conocemos a emprendedores y/o empresas que triunfaron, triunfan y triunfarán en internet, pero a un alto precio porque no es solo llegar, instalar en un hosting una aplicación de comercio electrónico y esperar resultados. Simplemente, no. Los milagros en Internet no existen. Solo el trabajo continuo de varias personas sobre la tienda electrónica y una importante inversión en campañas publicitarias hace posible que nuestro negocio tenga un cierto nivel de éxito. Todo ello, sin contar con los almacenes físicos y la logística de distribución necesaria. Si usted es de los que le han hecho creer que por poner una tienda en internet, se va a forrar sin necesidad de hacer grandes inversiones, usted está condenado al exilio digital.

En nuestra corta experciencia de 10 años, (no crean que internet en España tiene mucho más), hemos realizado multitud de proyectos de venta por internet para empresas que se regían por un pequeño presupuesto y ante nuestra gran insistencia en que debían de realizar fuertes inversiones solamente en publicidad y éstas se negaban creyendo que Internet lo es todo, muchas de ellas hoy día no existen.

Si a todo ello contamos con que muchos de los que lo intentan, son asesorados por sus propios amigos o familiares que han aprendido a hacer simples webs y que creían que iban a conseguir lo que no está escrito, nos encontramos con un sector que ya lo intentó y el cual suele decir: “Internet es un fracaso, no sirve para nada”. “Eso de vender por Internet, es mentira”. Estas frases son las clásicas de los exiliados digitales, los que fracasaron con inversiones menores a mil euros.

¿Quién tiene la culpa de esta gran desinformación?

registradoNadie. Internet es un nuevo y joven canal de ventas con unas previsiones inesperadas por parte de las modas que nacen y mueren en tan solo 30 días. Mientras una empresa de I+D lanza un nuevo proyecto comercial en la red, a 15.000 km de distancia, ese proyecto es mejorado por otra empresa ajena a la primera convirtiendo ese nuevo modelo de negocio en un prototipo totalmente cambiante con lo cual, mantener la dinámica del negocio o moda resulta extremadamente difícil de llevar. Este ejemplo lo podemos comparar con empresas que ofrecen trajes de seda a medida. El cliente inserta sus medidas en un formulario de la web, realiza el pago y, en 72 horas un mensajero hace entrega de su pedido. Un pedido que posiblemente ha viajado 15.000 km desde la planta de producción hasta su destino. ¿En solo tres días?

Fíjese como en tan cortas líneas hemos descrito un gran negocio en Internet. Pero estas líneas de oro reluciente esconden inversiones difíciles de llevar por la gran mayoría de las pymes españolas.

Tenemos claro que la página web donde ofrece el servicio tiene un coste reducido, fácil de realizar por la inmensa mayoría de emprendedores, pero… ¿Ha pensado en la infraestructura del negocio y de cómo debe de funcionar para competir y servir un producto en tres días?

¿Ha realizado una investigación de mercados para saber si su competencia ya lo hace o lo intenta realizar? Si la competencia ya lo está realizando, ¿sabemos si les está funcionando? ¿Dispone usted de capacidad de producción y almacenaje para atender miles de pedidos mensuales?

Dese cuenta que, por Internet el cliente paga antes de recibir y se entiende como venta por catálogo. ¿Conoce la Ley de comercio al menor a distancia? ¿Tiene capacidad de reacción crediticia en caso de que el 10% de las ventas sean revocadas por el cliente? ¿Sabe que el cliente tiene 90 DIAS por Ley para revocar su producto? ¿Sabía usted que tiene que facilitar e informar al cliente de que existe el formulario de revocación de compra de productos y/o servicios? El 90% de los emprendedores en este tipo de negocio, no lo sabe.

¿Sabía usted que está obligado a proteger los datos de sus clientes? Las empresas que le ofrecen bajo presupuesto por escrito de diferentes proyectos web para poder vender en Internet ¿le informan sobre la Ley de Protección de Datos, los Avisos Legales y las Condiciones de Contratación y que debe de darse de alta en la Agencia española de Protección de Datos? Este último bloque referente a la protección de datos, si no se realiza, puede obtener sorpresas de entre 300 y 300.000 de multa. A título enunciativo, un despacho de abogados especializado en comercio electrónico y en la Ley de Protección de Datos, solo por poner en regla la parte jurídica de su nueva tienda en Internet, puede llegar a cobrarle entre 1.500 y 6.000 euros alegando que realizan una auditoria completa del nuevo negocio.

Pasando estos aspectos tan cruciales, usted tiene que disponer de suficiente capital para poder obtener las materias primas en la fabricación de sus productos o en su defecto, la compra venta de productos en almacén según la demanda y en base a su porcentaje de cuota de mercado que usted debe de tener previsto conseguir. ¿Tiene claro este punto? Si no es así, ni lo intente.

Primero patente una marca y modelo de negocio

Las grandes empresas de éxito en cualquier tipo de mercado, cuando empiezan, aconsejan una fórmula de tres pasos: Primero, crear y patentar una marca internacional. Segundo, contrata el mejor bufete de abogados. Y tercero, busca el producto o servicio a comercializar con el desarrollo de un Plan de Negocio.

¿Imagina que su modelo de negocio tiene éxito y empieza a ser copiado por miles de empresas en todo el mundo? Gracias a Internet, esto es posible y fácil de realizar a no ser que, usted haya patentado su marca, registrado su modelo en el registro de la propiedad intelectual y que tenga un buen abogado que defienda con “uñas y dientes” su nuevo proyecto.

Tampoco piense que diciendo, “no, yo solo voy a empezar por mi localidad o provincia y poco a poco iré creciendo”. Bien, hace 15 años, estaba bien dicho puesto que Internet no existía pero para un negocio en Internet hoy día, es totalmente inviable. Entre otras cosas por que, cuando lancemos nuestro negocio por la red de forma local, si tiene éxito, en poco tiempo se propagará por todo el planeta sin posibilidad de pararlo y sin afectar a los clientes locales y ante todo esto, si no tenemos la capacidad de respuesta, podemos acabar en los juzgados internacionales por presunta estafa. Y créanme, que ya ha ocurrido.

No copie a la ligera un modelo existente

Sea creativo y no copie modelos existentes. No caiga en la tentación de que si ese modelo funciona yo voy a realizar uno igual. Esta aptitud puede fomentar que aparezcan miles de negocios iguales en poco tiempo y la oferta entre todos sea mayor que la demanda. En definitiva, el cliente se harta y el modelo se quema, perdiendo así todas las inversiones realizadas.

Lo que si puede hacer es mejorar bajo fuertes estudios de mercado ese modelo existente buscando las verdaderas necesidades de su público objetivo. No las necesidades que nosotros podamos imaginar.

Pero lo mejor que puede hacer es crear. Crear un nuevo modelo (negocio) de comercio por Internet que nadie más haya realizado. Solo así se garantizarán sus inversiones en la red.

Inserta un comentario

El correo no se mostrará ;)