El complejo mundo del posicionamiento Web

Posicionamiento y tráfico WebEn las primeras semanas de este año, el departamento asesor de IBERMEGA ha realizado una gran cantidad de informes analíticos de páginas web que supuestamente están posicionadas en Internet, siendo los resultados en un gran número de SEO negativo. Estamos hablando que, nueve de cada diez Webs que están posicionadas, no tienen tráfico en absoluto y en algunas, muy poco tráfico.

El SEO negativo, para nosotros, es el resultado de tener una página web en primeras posiciones de los buscadores pero sin tráfico al destino del enlace, o sea, la propia web. Este fenómeno ocurre en el 85% de las páginas que hemos analizado y todo es debido, en el 98% de los casos, a un muy deficiente desarrollo web.

En IBERMEGA no entendemos para nada de cómo es posible tener una posición elevada en el buscador y no tener tráfico en absoluto. Está claro que el presunto SEO realizado tiene errores graves que tienen que ser subsanados.

El complejo mundo del posicionamiento Web radica en un 80% en la mala optimización de una página. Cuando los algoritmos de los buscadores rastrean internet, no miran el bonito diseño de una web. Éstos se fijan en diversos factores como por ejemplo la velocidad de carga en un teléfono Smartphone, en una Tablet y en un Ordenador. Si pasan la prueba, entonces analizan que tengan un buen contenido en texto sin muchas imágenes y acorde con la búsqueda realizada por el usuario.

Para los buscadores, son muy importantes los usuarios finales, los que utilizan su buscador, no las propias páginas web. Si una web ofrece una mala experiencia al usuario final con una carga lenta en sus dispositivos de conexión, aunque la web esté posicionada con el título de esa página, los buscadores no la entenderán relevante y no ofrecerán otros términos de búsqueda localizados en el propio texto.

Para entenderlo, cuando una página está bien posicionada, estructurada, rápida de apertura, con un contenido acorde a la búsqueda, no solo la encontraremos por el título, también la encontraremos con diversas palabras clave insertadas en el texto.

Palabras clave y SEO

Antiguamente, las palabras clave se insertaban en el <head> del documento. Hoy día esta técnica ya no la utilizan los buscadores por la gran cantidad de “Black Hat SEO” realizado y se fijan en un texto bien redactado sin redundancias (spam) en las palabras clave insertadas. Cuando todo está correcto, es cuando los algoritmos empiezan a posicionar de verdad una página en concreto con múltiples términos y es aquí cuando se empieza a tener tráfico de verdad y de calidad hacia la web.

Es muy importante tener en cuenta que, no es lo mismo que nos localicen a través del título de la web que, también lo hagan con una cantidad razonable de términos desde el propio texto.

Pero esto es como el “gato que se muerde la cola”. Si nuestro contenido en textos es de calidad, pero la web no está optimizada, los resultados serán negativos. Solo tendremos una página posicionada por solo un titular o por sus palabras incrustadas en el mismo.

Web responsive aumenta el SEO y las visitas

Una de las exigencias de los buscadores en los últimos meses es que las web sean totalmente responsive (en su término en inglés) o que es lo mismo, adaptadas a cualquier formato de acceso con dispositivos como smartphones, tablets y ordenadores.

En concreto, el gigante Google, penaliza y relega a páginas interiores del buscador a todas aquellas webs que no tengan su diseño adaptativo. De hecho, desde que se puso en marcha esta nueva penalización hace ya casi un año, muchísimas páginas no adaptadas han caído estrepitosamente en los resultados de búsqueda y como es de esperar, en el propio tráfico web que en resumidas cuentas, se dejan de tener beneficios directos ya sea por ventas o contactos.

La Web responsive es uno de los factores que ayudan muchísimo a tener tráfico en la web, además de tener una buena optimización para que la apertura sea lo más rápida posible.

Hace unos años, la velocidad máxima permitida para las webs en los buscadores rondaba los cinco segundos. Toda página que tardara mucho más, se consideraba lenta y por consiguiente no presentaba una buena experiencia para el usuario. Hoy día, la velocidad de una web se mide con un máximo de tres segundos de apertura ya que disponemos de accesos ADSL y de 4G para móviles mucho más rápidos. Si su web, está posicionada en los buscadores y tarda más de tres segundos en abrir, posiblemente no esté obteniendo un tráfico adecuado pudiendo estar ocasionando pérdidas importantes en su negocio.