Intel se hace con Altera por 16.700 millones de dólares

AlteraLlevamos un tiempo viendo diversos movimientos en el campo de las nuevas tecnologías. En esta ocasión le ha tocado a Intel que ya ha puesto en funcionamiento todo su engranaje para realizar la compra más importante desde que naciera la compañía. Concretamente, va a adquirir Altera por un importe aproximado de 16.700 millones de dólares, lo que convierte a esta compra en la mayor de la historia de Intel.

Intel pretende tomar el control de Altera por completo. Altera es un fabricante de terminales lógicos programables (Field Programmable Gate ARRAY (FPGA)). Es una tecnología extremadamente potente que consigue programar y reprogramar cada dispositivo para ejecutar funciones y tareas bien distintas y muy concretas. Esta tecnología ya se está empleando en algunos ámbitos importantes como el terreno sanitario, los procesos industriales y los transportes.

La principal idea de Intel es lograr integrar sus famosos procesadores Xenon con los productos FPGA que ofrece Altera. Además, pretenden llevar a cabo una fuerte apuesta mediante la aplicación de los procesos de diseño y fabricación propios de la compañía.

Dificultades durante la compra

En principio la adquisición de Altera por parte de la compañía Intel finalizará su proceso en un plazo de entre seis y nueve meses. Esto se verá en función del tiempo que tarden en conseguir todas las aprobaciones necesarias para cerrar el acuerdo finalmente. Y es que la junta de accionistas de Altera no puso las cosas demasiado fáciles a Intel desde un principio.

Esta operación de compra que comenzó a ver la luz a finales del pasado mes de marzo, por fin podrá verse terminada, si todo va bien, en el plazo estipulado con anterioridad. No obstante, no ha sido hasta junio cuando Altera ha dado luz verde a la compra que proponía Intel de todas sus acciones.

En este sentido, cabe destacar que Intel ofreció hace unos meses comprar Altera por un importe de 54 dólares por acción, pero los junta de accionistas de dicha empresa se negó en redondo debido a que consideraba la propuesta muy baja en función de las valoraciones que tenían de la empresa.

Pero finalmente se produjo un cambio radical el pasado día 23 de abril, fecha en la que Altera presento sus resultados financieros que no fueron los esperados para el primer trimestre del año. Este hecho consiguió que la junta directiva de Altera diera luz verde a la compra de la empresa por parte de Intel.

Durante los tres primeros meses de este año 2015 la facturación de Altera se fijó en 435,5 millones de dólares, lo que le resta un 6 por ciento en función del mismo periodo del año 2014.