La estrategia SEO es fundamental en el ecommerce

Estrategia SEOPara trabajar a nivel online como una tienda potente y destacada del sector en el que nos movamos, no vale solo con montar una página web súper bonita e intuitiva. Obviamente eso es algo fundamental para que los clientes quieran quedarse a hacer sus compras en nuestra tienda online, pero hay que tener muy en cuenta el posicionamiento y la presencia en Internet. Para ello, una buena estrategia SEO nos ayudará a que los clientes y usuarios nos localicen con facilidad.

Está claro, que teniendo clara esta premisa, entenderemos que las estrategias SEO son fundamentales para lograr importantes ingresos online. El usuario, por norma general, suele entrar en el buscador para localizar el servicio o producto en el que está interesado. Teniendo esto en cuenta, entenderemos que la estrategia de palabras clave que estemos siguiendo nos puede abrir todo un abanico de posibilidades. Hay que pensar que el usuario se cansa si tiene que andar pasando páginas dentro de Google. Por norma, los ecommerce que aparecen en las primeras páginas (sobre todo en las diez primeras posiciones del buscador) son los que se llevan el gato al agua y a los clientes.

Tras algunos estudios se ha demostrado que casi la mitad de las ventas que ejecuta un comercio electrónico provienen de las acciones SEO que se han realizado previamente. Este posicionamiento orgánico que se consigue mediante una estrategia SEO de calidad es lo que al final va a hacer que la tienda online cuente con la presencia necesaria para llevar a cabo sus ventas.

Los responsables de los ecommerce que siguen este tipo de acciones suelen confirmar que las estrategias son bastante rentables a muy corto plazo. Lo mejor del SEO es que se trata de una opción bastante barata. Realmente es gratis, porque no requiere ni de publicidad ni pagos por click. Es un posicionamiento orgánico en toda regla. El problema es que no todo el mundo es consultor SEO y obviamente para que una estrategia de posicionamiento obtenga los frutos deseados a medio plazo es fundamental que la ejecute un experto en la materia.

La idea principal del SEO es crear contenidos de calidad y originales, a través de una correcta búsqueda y utilización de palabras clave. Además, los enlaces “off page” y “on page” serán fundamentales para subir puestos en el buscador. En definitiva, se trata de toda una estrategia pensada específicamente para cada tienda online en particular.

Estrategias SEO y SEM, fundamentales en ecommerce

Obviamente, el SEM, o posicionamiento de pago también es importante. Este tipo de estrategias nos van a permitir realizar acciones y campañas muy concretas que pueden ayudarnos a captar clientes de forma rápida. Si tras una buena campaña de SEM somos capaces de mantener un posicionamiento SEO orgánico óptimo, estaremos consiguiendo lo más importante en el comercio electrónico, visibilidad.

Al final, lo más importante de todo esto es ver los resultados y comprobar la efectividad de las acciones online que estamos realizando. Los resultados de las campañas de SEM son casi inmediatos, pero perecederos en el tiempo. Por el contrario, una estrategia SEO adecuada ofrecerá resultados a medio plazo, pero su perdurabilidad es increíble. Eso sí, no se puede dejar nunca el SEO de lado.

¿Qué es el Black Hat SEO?

Black Hat SEOHablamos de Black Hat SEO para referirnos a una estrategia SEO que no está permitida por los motores de búsqueda. Por lo tanto, se puede decir que se trataría de técnicas ilegales o carentes de ética profesional para conseguir un mayor posicionamiento SEO en los motores de búsqueda.

Lo que se pretende a través de las distintas técnicas de Black Hat SEO es engañar a Google y a los distintos buscadores, de forma efectiva para que reconozcan el posicionamiento natural de una página, cuando realmente se están llevando a cabo estrategias no permitidas para conseguir un fin comercial. Lo que hacen las personas que usan estas técnicas es intentar conseguir un posicionamiento muy efectivo, pero sin aportar ningún valor a los contenidos de una web.

Está claro que estas técnicas son completamente ilegales y, además, su uso está totalmente desaconsejado. Los motores de búsqueda, concretamente Google, cambian sus algoritmos con muchísima frecuencia para acabar con todas las técnicas desleales que no se rigen por sus normas preestablecidas. Hacen esto porque lo que pretenden es garantizar una estupenda experiencia para el usuario que visita una web y, a través de los métodos de Black Hat SEO se consigue todo lo contrario. El mayor perjudicado es el consumidor final.

Usar técnicas de estrategias SEO no adecuadas y que no se adaptan a los estándares de los motores de búsqueda, puede conllevar una penalización por parte de los mismos hacia los sitios webs que las utilizan. Existen ejemplos de esto y hemos podido comprobar, en alguna ocasión, como páginas bien posicionadas en el top ten del buscador, han sido penalizadas cayendo a puestos mucho más lejanos. Recuerdo un caso que se hizo muy famoso porque toda la operación se destapó públicamente a través de Twitter. En esta ocasión lo que se estaba haciendo era un linkbuilding a través de la venta de enlaces. El responsable de la web que vendía los enlaces informó al comprador a través de la red social de que debía pagarle los enlaces comprados. Un responsable de Google detectó el tweet e inmediatamente fueron penalizadas ambas páginas.

El uso de estos métodos de posicionamiento, tan oscuros, pueden conllevar el envío de malware o la intención de producir SEO negativo a la competencia. Algo realmente desleal e ilegal. Evidentemente, los motores de búsqueda están al tanto de todas estas prácticas y cada día es más complicado llevar a cabo este tipo de estrategias. Lo ideal es realizar un posicionamiento SEO natural y efectivo a través de técnicas permitidas y transparentes.

Las páginas web que utilizan estrategias peligrosas y desaconsejables de Black Hat SEO suelen interrumpir repetidamente la navegación correcta de los usuarios mediante enlaces continuos y publicidad. Además, se trata de sitios que pueden contener malware. Las páginas de estas webs disponen de contenido sin calidad y suelen estar desordenadas. Por lo tanto, si detectas alguna página bajo estos parámetros ya sabrás que están utilizando técnicas poco aconsejables para posicionar la web.

Algunas formas de hacer Black Hat SEO

Cloacking: Esta técnica es muy utilizada, aunque Google ya es capaz de detectar estas prácticas. Se trata de mostrar un formato web optimizado y distinto cuando se solicita información sobre la página y otro bien distinto, sin optimizar, a los usuarios.

Spamming keywords: lo que se hace a través de esta estrategia es rellenar el contenido de la web con una densidad bastante elevada de la palabra clave a posicionar, consiguiendo hacer spam en el propio contenido. Google, trabaja para evitar el spam, por lo que todo este tipo de infracciones podrían ser detectadas y penalizadas.

Compra de enlaces: esta técnica es la que hemos mencionado anteriormente con el ejemplo de Black Hat SEO. Lo que se hace es pagar por incluir enlaces en otras webs. Esto es totalmente ilegal y lo desaconsejamos siempre.

Texto oculto: los webmasters que utilizan estas técnicas incluyen texto oculto en el contenido de las webs. Estos textos son muy difíciles de detectar por los motores de búsqueda.